Saltar al contenido

Cuidados que necesita un Aporocactus o Cactus Rasta

¿Cómo cuidar al aporocactus o cactus rasta?

cactus rasta
Se le conoce como Cactus Colgante, es nativo de México y América Central.

El día de hoy me atrevo a crear un artículo especial para el cuidado del aporocactus, una linda planta que muchos optan por su estética.

Sin mucho preámbulo, quédate conmigo para descubrir las bondades que tiene la planta y la manera correcta de darle cuidados.

Cómo hacer florecer un aporocactus

También conocido como cactus rasta, es una de las variedades de cactus colgantes que crea varios cilindros que están llenos de espinas muy diminutas. Es especial porque logra ser el decorativo perfecto para los balcones.

Y es que la característica que más sobresale de este cactus son sus hermosas flores que poseen gran tamaño. El color fucsia es suficiente para llamar la atención de todo aquel que se cruce en su camino.

Luego de la floración, si se dio el proceso de polinización, aparecerán los diversos frutos junto a sus semillas. Las mismas, al ponerlas en tierra, tendrán altas probabilidades de germinarla.

No obstante, existe una manera más fácil de lograr reproducir el aporocactus y este proceso se hace a través de esquejes. Para esto, sólo tendrás que cortar una ramita y dejar que su corte se seque por cinco días. Jamás debes introducir el esqueje dele cactus con un corte que todavía está húmedo.

Notarás que su corte está seco porque la planta genera su propia costra. Una vez esté listo, tendrás que plantarlo de forma directa en la tierra y, en menos de lo que canta un gallo, la planta ya habrá enraizado.

De hecho, este tipo de cactus no fue pensado para tener el papel de “colgante” sino, para ser un adorno en el suelo. Es por esa razón que los tallos normalmente crean raíces que, al contactar con la tierra, prosperarán de manera rápida.

Cuidados

Son mínimos realmente, se trata de una planta que resiste mucho. El riego también es mínimo, claro que, al momento de manipularlo, es necesario que lleves guantes porque los pinchos son realmente diminutos. De hecho, se clavan fácilmente en la piel y pueden generar todo tipo de infección.

Si tienes alguna duda con respecto a su cuidado, no dudes en comentar a través de la caja que verás más abajo.